Seguridad del paciente - Marco legal

El recurso a la Radiología como fuente de pruebas complementarias se ha convertido en algo cotidiano en la práctica médica, y se justifica porque las claras ventajas que representa para el paciente superan con creces los riesgos de la radiación. Sin embargo, ni siquiera las pequeñas dosis de radiación están totalmente exentas de riesgos. Una parte de las mutaciones genéticas y de las neoplasias malignas pueden atribuirse a la radiación natural de fondo. Las exposiciones por radiodiagnóstico son la causa principal de exposición a la radiación artificial.

En la Directiva 97/43/Euratom de la CE se establece que todos los implicados deberán reducir la exposición innecesaria de los pacientes a la radiación. Las organizaciones responsables y las personas que utilizan la radiación ionizante tienen que cumplir lo establecido en la Directiva.

La Sociedad Española de Radiología también se ha posicionado a este respecto con un DOCUMENTO.